Totalnews Agency España

Estados Unidos bloqueará las importaciones de productos fabricados con trabajo forzado en la región china de Xinjiang

La medida afecta a las compras de algodón y tomates provenientes de esta zona habitada por la minoría musulmana uigur, perseguida por Beijing

El gobierno de los Estados Unidos anunció este miércoles que bloqueará las importaciones de algodón y tomates provenientes de la región china de Xinjiang, los cuales se cree son producto del trabajo esclavo de la minoría uigur.

Se trata de la última de una serie de medidas implementadas por Washington para presionar a Beijing a que cese la represión de minorías étnicas en el país.

Xinjiang es uno de los mayores productores de algodón del mundo, por lo cual se espera que la orden tenga un alto impacto en el comercio global de este commodity. En el pasado el gobierno del presidente aliente Donald Trump ya había prohibido las operaciones con empresas chinas particulares, pero esta nueva medida afectará a todo el intercambio de bienes.

Los oficiales de aduanas de Estados Unidos podrán a partir de ahora bloquear estos productos y otros sospechados de haber sido fabricados con trabajo forzado provenientes de Xinjiang.

Algunos productores de la región han lamentado el gran alcance de la orden, ya que el algodón chino es materia prima de numerosas industrias en países como Bangladesh y Vietnam.Trabajadores caminan junto a la valla perimetral de lo que se conoce oficialmente como centro de formación profesional en Dabancheng, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China, el 4 de septiembre de 2018 (REUTERS/Thomas Peter)

Hasta la fecha se cree que China ha detenido a más de un millón de personas, en su mayoría pertenecientes a la etnia musulmana uigur, a la que Beijing considera como foco de extremismo islámico, en una serie de campos de concentración en Xinjiang. En estos centroslos uigures han sido sometidos a torturas, adoctrinamiento y trabajo forzado como parte de la campaña del gobierno central para integrarlos culturalmente a los principios de la mayoría Han, denunciada por numerosas organizaciones de Derechos Humanos.

China rechaza estas acusaciones, asegurando que los campos de concentración son en realidad centros vocacionales mediante los cuales intentan entrenar a los uigures para diferentes empleos, alejándolos de grupos extremistas.

Canadá y el Reino Unido ya habían tomado medidas similares a las de Estados Unidos para frenar las importaciones de los bienes fabricados en estos sitios en Xinjiang.

Además, Washington ha tomado decisiones similares en ortros países, como en 2018 cuando prohibió la importación de algodón de Turkmenistán o en 2019 cuando hizo lo mismo con el oro de la República Democrática del Congo.

Con información de AP-Infobae

Exit mobile version